top of page

Educación digital

  • Foto del escritorAdmin

Estrategias de marketing y monetización dentro de los videojuegos

Actualizado: 29 ago 2023

Hemos hablado muchas veces de la importancia de mirar las edades recomendadas que tiene cada videojuego antes de permitir que niños y adolescentes jueguen. Hay contenidos que no son adecuados como el emplazamiento de alcohol, tabaco o comida ultraprocesada, violencia, sexo… pero más allá de eso todos los videojuegos, incluso los recomendados para todas las edades, tienen algo a lo que deberíamos prestar atención: compras integradas y estrategias de para animar -manipular- a los usuarios a realizarlas. Videojuegos, marketing y monetización son palabras que van a ir de la mano ya siempre.


Hace poco vimos en otro artículo la cantidad de dinero que genera la industria de los videojuegos y que la mayor parte de esos ingresos vienen por la compras integradas, muchas veces en juegos gratuitos.


Las compras integradas en sí no deberían suponer un mayor problema, ya que basta con no poner una tarjeta en la cuenta de la plataforma correspondiente o utilizar controles parentales para que no se puedan realizar. El problema radica en las estrategias que todos los videojuegos, y hago hincapié en la palabra “todos”, también aquellos recomendados para todas las edades, llevan a cabo para conseguir su único objetivo: ganar dinero.

Para ganar dinero llevan a cabo una estrategia basada tres aspectos: llevar al usuario a pasar la mayor cantidad de tiempo posible jugando en el videojuego; generar en el usuario un espíritu de competición muy alto; manipular al usuario para que piense que realizando compras integradas puede ser mejor que los demás.


Todos los juegos están pensados para que los usuarios pasen mucho tiempo dentro, e incluso ya hay juegos que realizan eventos dentro de sus mundos digitales para atraer más usuarios como por ejemplo conciertos reales. Los videojuegos tienen un sistema que recompensa el tiempo que pasamos dentro. Es muy habitual que los juegos tengan recompensas diarias, regalos de mejoras o ítems por el simple hecho de jugar. Los mensajes de carga de los videojuegos, aquellos mensajes que aparecen mientras el juego se carga o mientras el sistema busca otros usuarios para jugar conjuntamente, mezclan mensajes de ayuda al usuario como “Si miras las estadísticas de tu personaje podrás ver cuales son sus puntos fuertes” con mensajes dirigidos a mantenernos en el juego disfrazados de mensajes de ayuda como “Entra cada día en el juego para reclamar tu recompensa diaria”.

Además hay una cosa llamada “racha diaria de recompensas” donde si entras todos los días en el videojuego, la recompensa del día siguiente es mayor a la del anterior. Si entras quince días seguidos, la recompensa puede ser enorme, y si entras 30 días seguidos más. Esta es una de las razones por las que muchos niños y adolescentes quieren jugar todos los días, sobre todo aquellos a los que sus familias no les dejan realizar compras integradas.

En diferentes apartados del juego, los usuarios son bombardeados con los objetos más avanzados, los personajes más poderosos… a los que podemos acceder si vamos ganando la experiencia necesaria durante mucho tiempo o si los compramos. Todos los juegos tienen rankings de usuarios particulares y de grupos (grupos de amigos creados por los usuarios, clubes a los que nos podemos unir…) y muchas veces el propio juego nos recuerda en qué posición estamos y qué hacer para mejorar: “consigue el ítem x para mejorar y subir más rápido de nivel”. Son tan majos que nos ofrecen la posibilidad de comprar eso que necesitamos en cada momento. Incluso hay juegos en los que puedes ver qué ítems han comprado otros usuarios, como por ejemplo los “skins” o “apariencias”, la forma en la que nos mostramos en el juego, o las armas o herramientas que tiene cada jugador. Por un lado ver estas cosas es una forma de mostrar un status dentro del juego. Si no queremos ser los “cutres” o “los pobres” de turno, tendremos que ir adquiriendo diferentes apariencias, y si queremos destacar podremos comprar lo más “guay” de cada momento. Por otro lado, el ver estas cosas que tienen los demás es otra forma de decirnos qué ítems podemos comprar para tener la posibilidad de avanzar en el juego y ser mejores.

Por su puesto casi todos los videojuegos tienen su propia moneda virtual que sirve para comprar sus respectivos ítems, personajes o apariencias…: monedas de oro, gemas, paVos, Robux… Ese dinero virtual se puede conseguir poco a poco jugando en el juego o comprándolo con dinero real. La razón de tener monedas virtuales es que es mucho más fácil gastar dinero si no sabemos cuánto estamos gastando directamente. No es lo mismo hacer una compra de 20 gemas que de 5 euros. Son técnicas copiadas de los casinos donde se juega con fichas que previamente se canjean.

Y llegamos a los ítems que rozan la línea de la moralidad, las cajas botín o “loot boxes”, sobres sorpresa o como se llamen en cada juego, son lo mismo. Son cajas o sobres que tienen un precio concreto, en algunos juegos solo se pueden comprar con dinero real, y al comprarlos no podemos saber qué contienen. De forma que lo que contiene puede tener un valor equivalente al precio que hemos pagado, un valor mucho mayor o un valor mucho menor. Es una apuesta, es la forma que tienen los videojuegos de introducir a los usuarios en el mundo de los juegos de azar. Esta práctica se da en videojuegos recomendados para todas las edades, no solo en aquellos recomendados para mayores de 18 años.


Muchos juegos presentan estas cajas como la forma de avanzar más rápido en el juego y de conseguir ítems que de otra forma tendríamos que esperar mucho tiempo para ganar, cuando la realidad es que comprar estas cajas o sobres no aseguran nada porque su contenido es totalmente aleatorio. De echo, hace poco en Austria un juzgado dicatiminó que los sobres del popular juego Fifa, recomendado para mayores de 3 años, son apuestas y el juego pasará a ser para mayores de 18 años en ese país.


En diciembre de 2022 Fortnite fue multada por la FTC a pagar una multa de 500 millones de dólares por sus malas prácticas y por manipular a sus usuarios para que gastasen más en sus tiendas.

Es muy importante que de vez en cuando pasemos tiempo con nuestros hijos mientras juegan a videojuegos para saber a qué están jugando, con quién, qué tipos de mensajes están recibiendo, ayudarles a interpretar lo que ven, a comunicarse de forma correcta y ayudarles a distinguir todas estas técnicas de manipulación para que no caigan en ellas.


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page