• Admin

Ana y Mía: las amigas peligrosas de los adolescentes, también en internet


Ana y Mía son los nombres que algunas comunidades de internet dan a la anorexia y a la bulimia. Son desordenes alimenticios que se quieren promover y normalizar como un estilo de vida.


Cuando alguien busca información en Internet para “adelgazar un par de kilos” puede acabar en páginas creadas por personas que sufren desórdenes alimenticios como la anorexia y la bulimia. Estas personas no son conscientes de su enfermedad, la viven como un estilo de vida más y animan a otras personas a seguir sus consejos para formar parte de esa comunidad. Muchas de estas personas se refieren a los miembros de esta comunidad como princesas y príncipes y tienen cuentas en TikTok e Instagram donde siguen dando consejos y aumentando sus comunidades.


En las páginas web que promueven la anorexia (proAna) y la bulimia (proMía), podemos encontrar diferentes secciones. Una de ellas es la de consejos y trucos para estar delgados. Entre las recomendaciones hay consejos saludables como la eliminación de la comida basura de la dieta y la ingesta de agua. Recomiendan comer frutas y verduras, hacer ejercicio y dormir ocho horas diarias, no por lo importante del descanso sino porque “mientras duermes no necesitas comer”. Estas recomendaciones se mezclan con otras recomendaciones que no tienen ni pies ni cabeza y con muchas que son muy peligrosas:

“Beber vinagre de manzana antes de comer, el vinagre ayuda a disminuir el apetito, además acelera el metabolismo y eso hará que bajes de peso más rápido”. “No comas a partir de las 6 de la tarde, tu cuerpo lo absorbe como grasa debido a que tu metabolismo ya esta pesado y lento”. “Si te gusta demasiado la comida, tienes un antojo insuperable, cómelo pero échale jabón o algo no tóxico, así lo vas a devolver al segundo de metértelo en la boca y la próxima vez que lo veas o huelas solo te dará asco”. “Si vas a vomitar puedes abrir el grifo o poner música fuerte, así evitarás que te escuchen”. “Ten paciencia, no suele salir a la primera, no desesperes que Mía no es maña sino practica”.

También dan consejos para que nadie sepa que sus seguidores “han comenzado el camino de Ania y Mía”. Consejos como “no comentes el tema con nadie, ten presente que este estilo de vida está mal visto ante la sociedad en general” o “se inteligente, recuerda ser realista y evitar en la medida de lo posible discutir con tus padres, pareja, familia o amigos por el asunto de la comida”.


En estas webs suele haber otro apartado llamado “Thinspo”, una palabra formada por Thin (delgada) e inspiración. Suele ser un apartado en el que hay imágenes de chicas extremadamente delgadas, en los huesos, pensado para inspirar y dar fuerzas para seguir el camino de Ana y Mía.


También hay un apartado de dietas que es realmente peligroso para la salud e incluye dietas como “La dieta de las 200 calorías al día”, cuando el cuerpo humano de media necesita unas 2.000 calorías al día para funcionar correctamente, más si hacemos ejercicio.

Aunque todo esto sea peligroso, una de las cosas que más impacta es saber que hay grupos de WhatsApp y de Telegram formados por miembros de estas comunidades, y quien quiera puede unirse y recibir las 24 horas del día refuerzos y consejos de este tipo. Solamente hay que hacer clic los enlaces que ofrecen en las webs. En estos grupos estas personas “se apoyan” mutuamente, alimentan su enfermedad, se dan “consejos” constantemente para adelgazar rápido o para no pensar en comer, recomiendan medicamentos para adelgazar… La desinformación es muy peligrosa.


Si nos cruzamos con este tipo de webs se recomienda denunciarlas a la empresa o plataforma con la que se ha creado la web. La mayoría de webs que yo me he encontrado son blogs hechos con Wordpress que se pueden denunciar en la dirección https://wordpress.com/abuse/. Si está hecha con otra plataforma, en el apartado “contacto” o “ayuda” suele haber instrucciones para denunciar webs o blogs que incumplen sus normas de uso.

Al buscar información sobre Ana y Mía, algunas redes como Instagram muestran un mensaje indicando que “las publicaciones que estás buscando suelen fomentar comportamientos que provocan danos e incluso la muerte”, pero nos dan la opción de ver esas publicaciones y no hay límite de acceso. TikTok bloquea las publicaciones con algunas palabras concretas como “anorexia” o “bulimia” pero no otras como “aniaymia” y decenas de variantes: “aniaymiaa”, “aniaymiaperfectas”… con lo que es muy sencillo, muy sencillo, encontrar publicaciones de cientos de adolescentes compartiendo sus vivencias sobre Ana y Mía, sus consejos, su sufrimiento y su desesperación por estar más delgadas. Todas esas publicaciones tienen comentarios de otras personas que quieren conocer más sobre Ana y Mia, y los comentarios son lugares donde poder unirse a los grupos de WhatsApp.


Estos desórdenes alimenticios son una tortura física y mental para las personas que los sufren y pueden tener consecuencias letales. Si alguien quiere perder peso, se recomienda ponerse en contacto con un/a profesional y evitar consejos que cualquiera puede dar en las redes sociales o internet. Hay mucha desinformación sobre cualquier tema y la desinformación lleva a caminos muy oscuros.


Esta es otra de las razones por las que se recomienda que los menores de 13 años no tengan redes sociales, y que los mayores de 13 años, si la familia les da permiso, durante un tiempo las utilicen solamente en presencia de la familia para ayudarles a detectar riesgos, iniciarles en su uso correcto y enseñarles a detectar desinformación y publicaciones peligrosas. No se trata de controlarles, sino de ayudarles.