top of page

Educación digital

  • Foto del escritorAdmin

Muchos centros educativos ponen imágenes de menores en redes

Vemos con preocupación que muchos centros educativos, de todos los ciclos pero sobre todo hasta educación primaria, ponen constantemente imágenes de menores en sus cuentas de redes sociales.


Esas cuentas son públicas en la inmensa mayoría de casos, y eso quiere decir que cualquiera puede acceder a esas imágenes y a esos videos y usarlos como les venga en gana. Además tienen el riesgo añadido de que cualquiera pueda saber dónde se encuentra un menor cada día durante un horario establecido. Aunque tengan su permiso y el permiso de sus familias para hacerlo, estas prácticas pueden poner en riesgo real a los menores y pueden generar muchos quebraderos de cabeza y problemas reales.


Ante esta situación tan generalizada, porque son muchos los centros educativos que realizan estas prácticas, y debido a otras situaciones que hemos ido presenciando en el transcurso de nuestro trabajo dando formaciones de educación digital en centros educativos, proponemos unas pautas en el uso de redes sociales para centros educativos.


  • No compartir imágenes y vídeos de menores aunque contemos con el permiso familiar y de los menores. No sabemos quién las puede utilizar ni cómo. Ya sabemos que las fotos quedan más bonitas con niños sonriendo, pero hay muchos tipos de publicaciones que se pueden hacer sin mostrar imágenes de menores.

  • Para compartir imágenes de menores con las familias se recomienda hacerlo a través de un apartado privado en la web del centro educativo al que solamente puedan acceder las familias cel centro. Si no, en un caso extremo en el que ninguna familia sepa acceder a la web o no hayan activado el correo del centro, se podría hacer con una cuenta privada o a través de canales siempre que nos aseguremos de que nos sigan solo familias del centro y que no vayan a compartir ese material con otras personas. También se podrían dejar de enviar imágenes y videos digitales y crear un pequeño albúm con fotos impresas con cuatro o cinco fotos donde aparezca cada niño.

  • Evitar conversaciones privadas con alumnos en redes sociales. Es mejor usar los canales o grupos siempre que los menores cumplan con las edades recomendadas para usar esos servicios. Repetimos, siempre que los menores tengan la edad establecida en los terminos de uso de las redes sociales y aplicaciones de mensajería y que las familias hayan dado su permiso para que el profesorado se comunique de esa forma con los menores, deberían evitarse comunicaciones privadas y usar esos medios únicamente para el fin establecido en cada momento.

  • Antes de compartir algo en redes sociales como docente y/o responsable de un centro educativo hay que hacerse tres preguntas básicas: ¿Hay algo que pueda identificarme a mí o a mis estudiantes? Si lo hay, esa foto/vídeo no se puede subir. No se limita solamente a caras. Pueden ser nombres en los pupitres, información en carteles en clase… ¿Tengo permiso explícito para compartirlo? Debemos estar seguros de que tenemos permiso para compartirlo y que esa acción no está vulnerando ningún tipo de norma del centro educativo, de la comunidad educativa o de alguna otra entidad. ¿Lo que estoy compartiendo ayuda en algo en el aprendizaje de mis estudiantes u otras personas? Si la respuesta es que no, a lo mejor no tiene sentido hacerlo.

  • Buscar formas alternativas de publicitar centros educativos en redes sociales sin explotar a menores puede ser beneficioso para todos. Esta claro que las imágenes de niños y adolescentes en los centros educativos dan vida a las fotos y ayudan publicitar los centros pero debemos ser conscientes del riesgo en el que ponemos a los menores al hacerlo, así como del uso que hacemos de esos menores con esas acciones.

Estas pautas o indicaciones son solamente un ejemplo que cada centro educativo puede usar como guía añadiendo, cambiando o eliminando puntos.



49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page